"La historia la hacen aquellos que rompen las reglas" Carl Brashear

2008/07/17

JAVIER OTXOA






“Los médicos pensaron en apagar mis máquinas”


“Pese a mi discapacidad, yo me siento ciclista”


“Si gano un oro en Pekín me acordaré de mis padres y de mi hermano Ricardo”


"He sorprendido a todos"




Javier Otxoa tiene 33 años y muchas ganas de vivir. Sería imposible contar sus inicios en el mundo del ciclismo sin hacer referencia a su hermano gemelo Ricardo. Sin embargo, la vida decidió separarlos un 15 de Febrero de 2001 cuando un coche le arrebató la vida a Ricardo y a Javier le dejó casi al borde de la muerte con una parálisis cerebral que no le ha podido impedir seguir adelante. Pero nada ha vuelto a ser igual en su vida. Javier Otxoa, recordado por todos tras su épica victoria en la cima de “Hautacam” frente a Lance Armstrong, no recuerda nada de su hazaña, tan sólo las imágenes que su madre le ha enseñado. Más de 800 puntos de sutura repartidos por todo su cuerpo, sin medio pulmón, con cortes en el nervio ciático y con importantes fracturas en la tibia y en el peroné, y aquí está. El ciclismo no ha terminado aún para él. Tras muchas horas y días de rehabilitación y la ayuda del equipo Saunier Duval-Prodir que le ha dado ropa y bicicleta, Javier es hoy uno de los deportistas más destacados del panorama paralímpico español. A menudo, le dicen que no parece un corredor discapacitado y es que es todo un ejemplo de entrega y superación. Actualmente es el campeón del mundo en ruta y contrarreloj. En Atenas consiguió dos medallas (un oro y una plata) y en Pekín luchará por más, seguro. Porque no todos son villanos dentro del ciclismo, también quedan algunos héroes como el gran Javier Otxoa.

4 comentarios:

philippine lotto results dijo...

What a great moment of reading blogs.

No, gracia a vo´ dijo...

Que bonita historia. Adhiero a tus palabras: "Porque no todos son villanos dentro del ciclismo"

Un ejemplo de profesionalidad, un ejemplo de vida!

Saludos!

Migue

Jesús Sousa dijo...

Buf, no me gusta el ciclismo, estoy al tanto de los miles de problemas que esta teniendo este deporte por el dopaje, pero esta historia me parece espectacular. Que ejemplo de profesionalidad y superación personal como dice no, gravia a vo´. Tambien adhiero esas palabras...

En fin.

Un saludo Juampa!

David dijo...

Como no queda muucho que decir , solo dire : Con dos testiculos si señor.Un saludo