"La historia la hacen aquellos que rompen las reglas" Carl Brashear

2008/09/10

JOE COLE



Cuando Joe miró las caras de sus compañeros tras su primer día en el vestuario de Stamford Bridge, supo que lo peor ya había pasado. Joseph John Cole comenzó su carrera como profesional en el West Ham junto a Frank Lampard. Ambos, acabarían unos años después en el Chelsea y se convertirían en dos símbolos del club.
Sin embargo, no todo fue bonito cuando entraron el primer día por la puerta de la que sería su nuevo hogar. Ante sus ojos se encontraban auténticos cracks del fútbol mundial como “la Roca” Desailly o Hernán Crespo. Lo primera prueba que debía de superar todo novato era cantar una canción en el vestuario ante los ojos de todos sus compañeros. Joe eligió “Maybe it´s because I´m a londoner” (“Quizás es porque soy londinense”). Frente a aquel exigente público y junto a él, estaban cantando Lampard y Terry. Tres orgullosos londinenses que observaban como sus compañeros no podían contenerse la risa ante su interpretación y que además se dedicaban a arrojarles bollos de mantequilla.
Desde aquel preciso instante, Joe Cole supo que se había ganado al vestuario y ni Ranieri que quiso mandarle a Rusia, ni su “amigo” Jose Mourinho, ni las lesiones le hicieron olvidar la lección que había aprendido en su primer día: “Intenté sonreír, no deprimirme. Las cosas no son fáciles, son duras”.

4 comentarios:

JUANPA dijo...

@Hugo:

Aquí la tienes

Chechu dijo...

Además me parece un jugador muy bueno, con un regate espectacular y mucha chispa en ataque. No brilla todo lo que tendría que brillar y eso me indigna, francamente.

Saludos

Hugo dijo...

gracias, no conocia la historia y al verdad es que no me parece para tanto. no pasa de ser una novatada, lo pasas mal un rato y luego te descojonas con los compañeros. duro seria si hubiera superado alguna historia chunga de esas que estamos acostumbrados a leer en hombres de honor
Saludos

Jesús dijo...

Que curiosa historia.

Saludos