"La historia la hacen aquellos que rompen las reglas" Carl Brashear

2007/12/26


DIERON TODA UNA LECCIÓN DE DEPORTIVIDAD Y 'FAIR PLAY'



Caballeros de la historia del deporte (Diario Marca 24-12-2007)



Pedro Zaballa, ex jugador de Racing, Barcelona, Sabadell y Oviedo, pasó a la historia en 1969 por una acción de caballerosidad inolvidable. Pudiendo marcar a puerta vacía, prefirió echar el balón fuera en el Bernabéu para que atendieran al guardameta madridista Junquera, lesionado en un lance anterior. Zaballa es uno de los siete españoles galardonados con el Trofeo ‘Jean Borotra’ del Comité Internacional del Fair Play. Comparten el honor con Nino Buscató (1969), Emiliano Rodríguez (1972), Juan Manuel Santisteban (1976), Montserrat Gomáriz (1984), Conrad Blanch (1985) y Miguel Induráin (2004).



El italiano Eugenio Monti protagonizó, en los Juegos de Invierno de Innsbruck de 1964, el primer gran gesto deportivo premiado por dicho Comité. Monti, que optaba a su primer oro olímpico en la modalidad de bobsleigh a dos junto a su compañero Siorpaes, hizo algo que le honró para siempre. Tras enterarse de que sus grandes rivales Dixon y Nash no podían participar en la segunda manga al tener estropeada una pieza, Monti desmontó la suya y se la prestó para que los británicos acabasen ganando el oro. Cuatro años más tarde el deporte hizo justicia con Monti, que se coronó campeón en Grenoble tras haber dado ejemplo dentro y fuera de la pista.



El equipo español de doma clásica protagonizó otro ejemplo soberbio de deportividad cuando en los Campeonatos de Europa de Hagen en 2005 empató a puntos con el equipo sueco en la final por equipos. Con el reglamento en la mano, el triunfo debía ser para España al haber obtenido mayor puntuación en el tercer caballo, pero propuso al Comité compartir el bronce con Suecia.


Otros gestos inolvidables de deportividad: La historia del deporte está plagada de gestos grandiosos. El esquiador polaco Andrech Bachleda se dirigió al jurado que le había proclamado vencedor tras la segunda manga de un slalom de la Copa del Mundo para confesar que se había saltado una puerta sin que le hubieran visto. También en Montreal dejó su sello de generosidad el piragüista húngaro Tamas Wichmann, que invitó a su rival yugoslavo Matija Ljubek a entrenarse con él sin importarle que acabase quitándole el oro en los Mundiales del 77. En los campeonatos del mundo de ciclismo en pista de 1973, el equipo británico de persecución se negó a aceptar el título después de ver como se iban al suelo sus rivales de la RFA a pocos metros de la meta tras chocar con un juez.



Ejemplos hay de sobra. Jan Ullrich esperando a Lance Armstrong tras una caída del norteamericano camino de Luz Ardiden en el Tour de 2003 antes de que le atacase para ganar la etapa. Roddick dando por buena una bola cantada como mala ante Verdasco que acabó costándole la derrota en los octavos de final del Abierto de Roma en 2005. Fowler y Klose reconociendo que el árbitro se había equivocado al señalar penalti por sus caídas. O Damon Hill aplaudiendo desde el borde de una curva de Nurburgring con el Mundial prácticamente perdido ante un Michael Schumacher triunfador en 1994.



Gestos que nada tienen que ver con lo vivido este año en la Fórmula 1 o lo que se ve cada fin de semana en los terrenos de juego de Primera. Lecciones tienen para aprender.



5 comentarios:

Sergio Cortina dijo...

Yo siempre me acuerda de Di Canio cuando no marcó gol y paró el partido. Más siendo quien era

Un saludo!

Jesús dijo...

Silva cuando estaba delante del portero (si marcaba subía con el Eibar a primera) y lanzó el balón fuera ya que había un jugador de los otros tirado en el suelo. Impresionante

Jesús Sousa dijo...

Impresionante lo de Silva y lo de Di Canio. Les honra, y mucho.

Estos gestos ya no se ven, es más, he visto incluso partidos en los que con el portero tirado en el suelo el otro equipo seguia jugando, le daba igual.

Saludos

RUBÉN dijo...

Lo que dice Jesús de Silva lo viví yo. Qué pena porque por proximidad quería que subiera el Eibar. De todas formas, cómo se nota que el jugador estaba cedido. Me gustaría ver si lo habría hecho con el Valencia.

La foto de un chico de color y otro blanco dándose la mano es muy bonita.

Un abrazo!

JUANPA dijo...

@SERGIO CORTINA:

TIENES RAZÓN, TUVO MÉRITO Y MÁS SIENDO QUIEN ERA. UN ABRAZO!!!


@JESÚS:

SILVA ME PARECE UN GRAN TIPO, PERO EN UN CASO ASI LA VERDAD QUE SE PUEDE DECIR QUE PECÓ DE HONRADO. UN ABRAZO!!!


@JESÚS SOUSA:

MIRA, YO HE OIDO CONTAR QUE EL MÍTICO JUAN GÓMEZ "JUANITO" EN UNA OCASIÓN JUGANDO ANTE EL ESPANYOL IBA A MARCAR GOL PERO PREFIRIO TIRAR EL BALÓN FUERA ANTE LA LESIÓN DE N¨KONO. GESTOS ASI LOS LOS QUE ENBELLECEN EL DEPORTE. UN ABRAZO!!!!!!!


@RUBÉN:

ES MUY CIERTO QUE A LA AFICIÓN LE TUVO QUE FASTIDIAR MUCHISIMO LO DE SILVA, PERO EL CHAVAL LO QUISO ASI...
A MI TAMBIÉN ME PARECIÓ MUY BELLA LA FOTO Y POR ESO LA PUSE. ME ALEGRO QUE TAMBIÉN A TI TE HALLA GUSTADO. UN ABRAZO!!!!!!!