"La historia la hacen aquellos que rompen las reglas" Carl Brashear

2007/07/12

FERNANDO REDONDO




Hay lugares que recordaré toda mi vida,


Aunque algunos han cambiado.


Algunos para siempre, no para mejor,


Algunos se han ido y otros aun existen.


Todos esos lugares tienen sus momentos...



Así comienza una canción de "The Beatles" llamada "In my life" (En mi vida). Parece mentira que un hombre pueda ser recordado por una única cosa de todas las realizadas a lo largo de su vida, pero esto es así. Aunque esto no siempre es malo. En el caso de los genios, esto no es ni mucho menos malo. Algo así le ocurrió a un hombre. Un hombre eternamente unido a un lugar, a un instante. Este hombre es argentino y su nombre es Fernando Redondo. Redondo era un futbolista de gran clase y de gran técnica. Ya desde pequeño, y pese a que su familia era una familia acomodada de Buenos Aires, él supo que lo que quería hacer era jugar al fútbol. Comenzó su carrera en Argentinos Juniors hasta que en 1990 llegó al Tenerife en el que estuvo cuatro temporadas hasta firmar por el Real Madrid. En el Real Madrid ganó dos Ligas, dos Copas de Europa, una Intercontinental y una Supercopa de España. Sin embargo, Fernando no es recordado por ninguno de estos títulos. No. Fernando Redondo es y será recordado para siempre por una única jugada, una jugada que le elevó al Olimpo de los Dioses y que quedó grabada a fuego en la retina de todo aficionado al fútbol que la vio. Dicha jugada fue un 19 de abril del año 2000 en los Cuartos de Final de la Champions ante el Manchester United en Old Trafford, conocido como "El Teatro de los Sueños". Aquella noche, hizo honor más que nunca a su nombre. A Redondo el olor de los grandes partidos le estimulaba. Sabía que esa era su noche y que como buen artista debía dejar su sello. Transcurría el minuto 52 de partido, el Madrid ganaba por 0-2 al Manchester liderado por Beckham. Entonces, a las botas de Redondo llegó un balón. Un balón como otro cualquiera, pero Redondo quisó hacer inmortal aquel momento. Redondo encaró a su marcador, salió por el flanco izquierdo, cayó a la banda, escondió la bola, y... Redondo sangre fría, corazón caliente, pegó un taconazo que le sirvió como autopase para marcharse en velocidad. Mediante un sprint corto, controló el esférico en la mismísima línea de fondo. Allí culminó su obra maestra levantando la cabeza y regalándole la bola a Raúl para que tan sólo la empujara. Aquella jugada se convirtió en una leyenda del fútbol, algo inolvidable.
Esa temporada el Madrid acabó ganando la Champions, pero Redondo dejó el equipo para fichar por el Milán. Tras irse del Madrid, no volvió a ser el mismo jugador, dado que las lesiones se lo impidieron. En 2005 se retiró del fútbol sin apenas haber podido jugar en el Milán.
El nombre de Redondo estará unido para el resto de sus días a aquella jugada de una bella noche de Abril, en que "El Teatro de los Sueños" tuvo que bajar el telón porque se quedó sin sueños...

8 comentarios:

marta_burbujilla dijo...

bueno pos x fin esta aki mi comentario tan esperado jeje
la verdad k e tardado en escribir xk nose k ponerte xo x ser tu te escribire jeje.
buenola verdad esk te escribo en este xk aparte k es del madrid jeje xk me gusta lo k pones al principio k poners:
Hay lugares que recordaré toda mi vida
Aunque algunos han cambiado.
Algunos para siempre, no para mejor,
Algunos se han ido y otros aun existen.
Todos esos lugares tienen sus momentos.


y la verdad esk me gusta xk tiene razon xo bueno no e firmado pa decir xorradas k se me va muxo jeje

bueno pos decirte k me caes genial , k eres la lexe aparte de mu majo , me alegro muxo de aberte conocido de verdad y bueno aunk no nos conozcamos muxo sabes k aki tienes a una amiga pa lo k necesites ok?
bueno te voy a ir dejando xk me esta llamando el sofa pa k valla jeje k tengo el dia mu vago jeje
paslao bien y cuidate muxo.besazos

juan carlos dijo...

Este comentario va para ese señor que nos hizo levantarnos del sillon una tarde y darnos cuenta que Dios existe. Y ahi Raúl como siempre a recibirlas (tambien tiene su merito, ya se ve)
Queremos mas de esas jugadas pero este año con Shuster no creo, si fuera Mourinho, otro gallo nos cantaria.

JUANPA dijo...

MARTA MUXAS GRACIAS POR EL COMENTARIO Y DECIRTE K AUNK T CONOZCO POKO M PARECES UNA GRAN PERSONA DIGNA PARA EL SEÑOR BIBIAN
BESOS

JUANPA dijo...

IRREPETIBLE EL GOL D REDONDO.....
Y JUANCAR TU TRANKI K SCHUSTER MOLA
YA LO VERAS

CEIP Julio Pinto dijo...

Pues he decirte amiguete, que aquel día es uno d elos más grandes que recuerdo. Par mi, Redondo es el mejor jugador de todos los tiempos en su puesto. El solo se bastaba para dominar los campos de futbol de toda europa.

Sin duda, un grande y un caballero.

Anónimo dijo...

El romanticismo hay que dejarlo para la Literatura...

Trata de averiguar como se fue tu querido Redondo del club que lo formo...

Anónimo dijo...

Y completo...

Honor...las pelotas!!!!!



Asi decimos en Argentina.

Marcelo

El capitan Anuk dijo...

no te olvides que ese sujeto de honorable no tiene ni un pelo. renuncio al la seleccion de su pais por diferencias personales, olvidando que a la seleccion no elegis ir , a la seleccion te llaman. se olvido que su funcion era defender la casaca albiceleste como un soldado mas y perdio en ello todo lo poco que le quedaba de honor. redondo es un mercenario